Pies de un paciente con retención de líquidos, caminando descalzo con una andadera gris sobre el pasto de un jardín

Retención de líquidos, ¿qué hacer?

Piernas, tobillos o manos hinchadas: pueden ser signos de alarma.

Nuestro organismo constantemente está ajustando los niveles de líquidos. El exceso de sal, alcohol, demasiadas horas sentados, fluctuaciones hormonales en la mujer (embarazo, menopausia) y trastornos hepáticos, cardíacos o renales, pueden desequilibrar la balanza y que haya retención de líquidos.

Al contrario de la creencia que tenemos habitualmente, el recubrimiento de las venas permite que entren o salgan líquidos. Cuando, por alguna razón, el mecanismo que regula cuánto líquido debe pasar hacia un lado u otro de las venas no funciona bien, puede acumularse un exceso de fluidos en determinadas partes del cuerpo.

Las razones para que esto suceda son muy diversas. Puede ser que las venas no tengan suficiente consistencia para retener el líquido o que haya demasiada presión de la sangre en ellas. También puede haber problemas relacionados con las hormonas encargadas de regular el mecanismo por el que las venas se hacen más o menos permeables.

Ataca las piernas

Son varias las causas por las que una persona tiende a retener líquidos. Lo más frecuente es que se presente únicamente en las piernas, y suele deberse a una simple cuestión de gravedad. Allí la circulación requiere más fuerza para funcionar bien y cuando se da un mínimo desajuste, como pasar varias horas sentados o de pie, puede provocar la retención.

Cuando se presenta en la parte superior del cuerpo se puede deber a:

  • Una cuestión genética.
  • Mal funcionamiento del riñón, lo que ocasiona una falta de proteínas en el organismo. El sistema renal se altera y no permite eliminar todo el líquido y la sal acumulada.
  • Desajuste hormonal. Durante el ciclo menstrual, por ejemplo, es habitual que se retengan líquidos.
  • Trastornos del hígado. Se hinchan el vientre y los párpados inferiores, al igual que las piernas.
  • Trastornos cardiacos. El edema (o hinchazón) se localiza en ambas piernas y, con frecuencia, también en la cara y en los pies.
Acudiendo al médico

Para tener un diagnóstico certero, el primer paso: acudir al médico, especialmente si hay aumento de peso importante, repentino e injustificado, es decir, sin causa aparente.

Si al presionar la piel de las piernas queda una hendidura marcada y dura un tiempo, también es importante acudir al médico para prevenir ciertas complicaciones relacionadas con la circulación.

Pies de un paciente con zapatos negros y con retención de líquidos, caminando con una andadera gris
Agua para todo

Hay dos cosas que casi siempre resultan beneficiosas: hacer ejercicio, sobre todo de piernas, y beber agua. Aunque resulte extraño, uno de los factores de retención de líquidos es no beber suficiente agua.

Si el cuerpo detecta que no se ingiere la cantidad necesaria de líquido, puede reaccionar almacenando agua de reserva, por lo que en algunos casos beber agua puede ayudar.

El ejercicio también es clave, ya que activa la circulación en las piernas y ayuda a que el cuerpo arrastre el exceso de líquido y sea eliminado por la orina. Caminar o correr ligeramente es uno de los mejores ejercicios: una media hora al día de caminata tranquila puede ser ideal en estos casos.

La dieta influye

Para evitar la retención de líquidos es importante procurar un menú equilibrado, rico en proteínas, vitaminas y minerales, así como comer abundantes frutas y verduras. Ser muy cautos con el consumo de sal, aunque no se debe suprimir por completo de la dieta, ya que podría presentarse una falta de potasio.

Consejos útiles
  • Beber al menos un litro y medio de agua diario.
  • Evitar la ropa demasiado ajustada, especialmente en la cadera y las ingles, para no dificultar la circulación.
  • No utilizar diuréticos naturales, si no son prescritos por un médico.
  • Si permanece mucho tiempo sentado, mover asiduamente pies y piernas para mejorar la circulación sanguínea.
  • Caminar todo lo que se pueda.
  • Poner las piernas en alto al momento del descanso.
  • Seguir una alimentación rica en vegetales y frutas.
  • La dieta debe ser equilibrada, ajustada a la edad y estilo de vida.

Son varias las causas por las que una persona tiende a retener líquidos, por lo que es importante consultar a un especialista.

Hospital Angeles Health System

Hospital Angeles Health System Hospital Angeles Health System Hospital Angeles Health System

0
792
Quirófanos Inteligentes: la evolución de la cirugía

Quirófanos Inteligentes: la evolución de la cirugía

1684282067.png
Hospital Angeles Health System
hace 5 meses
Virus de Papiloma Humano: síntomas y causas

Virus de Papiloma Humano: síntomas y causas

1684282067.png
Hospital Angeles Health System
hace 6 meses
11 causas de infertilidad femenina

11 causas de infertilidad femenina

1684282067.png
Hospital Angeles Health System
hace 1 mes
¿Cuándo realizar la prueba de antígeno prostático?

¿Cuándo realizar la prueba de antígeno prostático?

1684282067.png
Hospital Angeles Health System
hace 4 días
¿Cuáles son las diferencias entre VIH y SIDA?

¿Cuáles son las diferencias entre VIH y SIDA?

1684282067.png
Hospital Angeles Health System
hace 4 meses