Médico con bata blanca revisando el brazo de una paciente de la tercera edad con una lupa

Carcinomas basocelulares: ¿Qué son?

La prevención y el manejo temprano son clave para su tratamiento.

El carcinoma basocelular es el tipo más común de cáncer de piel en todo el mundo. Aunque tiende a crecer lento y raramente se propaga a otras partes del cuerpo, es esencial comprender sus características, factores de riesgo y opciones de tratamiento.

El carcinoma basocelular (CBC) es un tipo de cáncer de piel que se origina en las células basales de la epidermis, la capa más externa de la piel. Estas células son responsables de la renovación y regeneración de la piel, y cualquier alteración en su función puede dar lugar a la formación de tumores.

Características
  • Lesiones cutáneas: Los CBC suelen presentarse como pequeñas protuberancias brillantes o perladas en la piel, con vasos sanguíneos visibles. También pueden aparecer como áreas planas o úlceras que no cicatrizan.
  • Crecimiento lento: Aunque suelen crecer lentamente, es crucial identificar y tratar estos tumores a tiempo para evitar complicaciones.
  • Localización común: El CBC tiende a desarrollarse en áreas expuestas al sol, como la cara, el cuello y las orejas, pero también puede ocurrir en otras partes del cuerpo.
Factores de riesgo
  • Exposición solar: La exposición crónica a la radiación ultravioleta es un factor de riesgo principal. Por lo tanto, aquellos que pasan mucho tiempo al sol sin protección tienen un mayor riesgo.
  • Edad y género: Los CBC son más comunes en personas mayores y son ligeramente más frecuentes en hombres que en mujeres.
  • Predisposición genética: Antecedentes familiares de CBC pueden aumentar el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.
Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de carcinomas basocelulares implica una evaluación clínica exhaustiva realizada por un dermatólogo o un especialista en enfermedades de la piel.

El primer paso suele ser un examen físico detallado de la piel por parte de un profesional de la salud. Se brinda especial atención a las lesiones cutáneas, como bultos, úlceras o áreas anormales.

El médico recopila información sobre el historial médico del paciente, incluidos antecedentes familiares de cáncer de piel, exposición solar pasada y actual, y cualquier síntoma relacionado.

Si se identifica una lesión sospechosa, se realizará una biopsia. Este procedimiento implica tomar una muestra pequeña del tejido de la lesión para su análisis en el laboratorio. Pueden utilizarse diferentes métodos de biopsia, como la biopsia por escisión, la biopsia con aguja o la biopsia por raspado.

La muestra de tejido se envía a un laboratorio de patología, donde se examina bajo un microscopio para determinar la presencia de células cancerosas y para clasificar el tipo específico de carcinoma basocelular.

Es fundamental recordar que el diagnóstico temprano aumenta significativamente las posibilidades de un tratamiento exitoso. Por esta razón, es esencial consultar a un profesional de la salud si se observan cambios en la piel, como lesiones que no cicatrizan, bultos o úlceras.

Ilustración de proceso de una biopsia de punción cutánea en tres pasos
Tratamiento

El tratamiento de carcinomas basocelulares generalmente se adapta a la ubicación, el tamaño, el tipo específico de CBC y la salud general del paciente. Es fundamental que el tratamiento sea personalizado según la situación de cada paciente. Las opciones de tratamiento incluyen extirpación quirúrgica, terapia con láser, terapia fotodinámica y medicamentos tópicos.

Además, después del tratamiento, el seguimiento regular con el médico es esencial para detectar posibles recurrencias y abordarlas tempranamente. La prevención es clave en el tratamiento de carcinomas basocelulares, por lo que la detección y evaluación de cualquier cambio en la piel son cruciales para garantizar un resultado exitoso.

Prevención

El uso de protector solar y la limitación de la exposición al sol, especialmente en las horas pico, son medidas clave para disminuir los factores de riesgo. La realización regular de autoexámenes cutáneos puede ayudar a identificar cambios sospechosos en la piel.

El carcinoma basocelular es un cáncer de piel con un pronóstico generalmente favorable si se detecta y trata a tiempo. La prevención, el diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado son esenciales para combatirlo eficazmente y preservar la salud de la piel.

Hospital Angeles Health System

Hospital Angeles Health System Hospital Angeles Health System Hospital Angeles Health System

0
235
Artritis, ¿cuántos tipos hay?

Artritis, ¿cuántos tipos hay?

1684282067.png
Hospital Angeles Health System
hace 6 meses
¿Por qué da taquicardia?

¿Por qué da taquicardia?

1684282067.png
Hospital Angeles Health System
hace 7 meses
Comprendiendo la trombosis: Factores y síntomas

Comprendiendo la trombosis: Factores y síntomas

1684282067.png
Hospital Angeles Health System
hace 2 meses
El VIH y las mujeres: principales factores

El VIH y las mujeres: principales factores

1684282067.png
Hospital Angeles Health System
hace 5 meses
Dispositivos electrónicos en la infancia, ¿benéficos o nocivos?

Dispositivos electrónicos en la infancia, ¿benéficos o nocivos?

1684282067.png
Hospital Angeles Health System
hace 3 días