Dos médicos con pijamas azules para cirugía, gorros y cubrebocas, concentrados realizando un procedimiento quirúrgico

El rol de la cirugía en el tratamiento del cáncer infantil

Anualmente, en México existen más de cinco mil casos nuevos de cáncer en niños.

El término neoplasia se refiere al crecimiento descontrolado de células anormales que paulatinamente reemplazan a las células de los tejidos sanos, condicionando cambios en la forma, tamaño y función habitual.

Las neoplasias malignas o cancerosas son aquellas que tienen alta capacidad de invasión a los tejidos cercanos y de diseminación a otros órganos del cuerpo.

Existe un grupo específico de neoplasias que corresponde a los tumores sólidos infantiles que se diferencian de los tumores en etapa adulta porque tienen características celulares muy parecidas a los tejidos fetales, por ese motivo se conocen como tumores embrionarios. 

El cáncer infantil se reconoce como una de las principales causas de mortalidad, a pesar de afectar solo al 5 % de los 20 millones de personas que padecerán algún tipo de cáncer a nivel mundial. Según estimaciones, las defunciones por cáncer en la infancia constituyen la segunda causa de mortalidad en este grupo de edad.

En México se estima que anualmente se presentan cinco mil nuevos casos de pacientes con cáncer infantil y del adolescente.

Leucemias, en primer lugar

Dentro de los tipos de cáncer infantil en México, las leucemias ocupan el primer lugar. Se trata de un tipo de cáncer originado en la sangre, cuyo diagnóstico y tratamiento recaen en la competencia de la hematología pediátrica. Le siguen los tumores del sistema nervioso, cuyo estudio corresponde a especialistas en oncología y neurocirugía pediátrica. 

Posteriormente, se encuentran otros tipos de tumores sólidos que se pueden manifestar en órganos como el ojo, riñón, hígado, ovario, testículo, músculo y hueso. El abordaje de estos casos implica la colaboración de diversas especialidades médicas, como oftalmología, oncología, ortopedia, radioterapia y cirugía oncológica pediátrica. 

Tres médicos con pijamas azules para cirugía, gorros y cubrebocas, concentrados realizando un procedimiento quirúrgico
Los inicios

La historia de la cirugía en el tratamiento del cáncer se remonta a épocas muy antiguas, con escritos que datan del 3000 a.C. que hacen referencia a procedimientos quirúrgicos para tratar algunos tumores; sin embargo, es a finales del siglo XIX y principios del Siglo XX cuando se comienzan a realizar intervenciones cuya finalidad era resecar los tejidos cancerígenos considerando la resección (ya sea extirpación total o parcial de un órgano) como el tratamiento de mayor importancia.

En sus inicios, estos tratamientos estaban dirigidos principalmente a pacientes en etapa adulta. Es fundamental comprender que los tumores en adultos tienen un origen diferente a los que afectan a niños y adolescentes. En los adultos se conocen como tumores de origen epitelial, también denominados carcinomas, ya que se originan en el epitelio, un tipo de células que recubre los órganos. 

Sin embargo, con el tiempo y el conocimiento adquirido sobre el origen embrionario primordial de los tumores en la edad pediátrica (un tipo de células que provienen del desarrollo fetal), fue necesario adaptar los enfoques quirúrgicos para estos grupos de edad. Esto dio origen a la cirugía oncológica pediátrica, una especialidad diferente a la cirugía oncológica destinada a pacientes adultos.

En la actualidad, la cirugía oncológica pediátrica se ha constituido como una especialidad derivada de la cirugía pediátrica general. Se integra de manera crucial en los equipos dedicados a la atención del cáncer infantil, desempeñando un papel fundamental en la mejora de los pronósticos de supervivencia. 

Su contribución se extiende a otras disciplinas como la hematología, oncología médica y radioterapia, colaborando estrechamente con diversos profesionales médicos que conforman los grupos multidisciplinarios de tratamiento oncohematológico pediátrico. 

Algunas de las funciones principales de un cirujano oncólogo pediatra en la atención del cáncer infantil incluyen el diagnóstico y tratamiento de tumores sólidos en recién nacidos, lactantes y adolescentes. Es importante comprender que muchos de los tumores en niños y adolescentes se manifiestan como crecimientos anormales en diversas partes del cuerpo.

En ocasiones, estos tumores pueden ser resecados en su totalidad; mientras que otros puede requerir una biopsia, que consiste en la resección de un fragmento del tumor para analizar microscópicamente el tipo de células y determinar el diagnóstico certero, lo que permite proporcionar tratamientos adecuados, como quimioterapia, radioterapia, cirugía o tratamientos combinados, según las necesidades específicas del paciente.

En algunos casos, se colocan accesos a los vasos sanguíneos que permitan la administración de medicamentos como la quimioterapia o inmunoterapias a niños con cáncer. Asimismo, en ocasiones, se requieren procedimientos quirúrgicos para abordar complicaciones derivadas de los tratamientos médicos oncohematológicos.

Atención especializada

Uno de los aspectos importantes en la atención del cáncer infantil es la implementación de enfoques multimodales. Un diagnóstico temprano y una derivación oportuna a equipos multidisciplinarios experimentados son elementos fundamentales para mejorar las posibilidades de curación y control de la enfermedad. 

Está claramente establecido que el pronóstico de un niño con cáncer es mejor cuando recibe atención en un centro especializado desde el momento del diagnóstico, en comparación con aquellos atendidos por distintos médicos. En ocasiones, el tiempo que transcurre desde la aparición de los primeros síntomas hasta la atención inicial puede extenderse hasta seis meses, siendo referidos cuando la enfermedad ya ha mostrado resistencia a los tratamientos oncológicos. 

En el Hospital Angeles Acoxpa contamos con los recursos humanos y tecnológicos para el diagnóstico y tratamiento de la mayoría de los padecimientos oncohematológicos en edad pediátrica. Disponemos de servicios que incluyen tecnología de imagen avanzada, laboratorios especializados y todas las disciplinas necesarias para brindar una atención oportuna e integral. 

Esto no solo contribuye a mejorar la sobrevida de padecimientos como las leucemias y los tumores sólidos infantiles, sino que también asegura una atención médica completa y eficaz.

Hospital Angeles Health System

Imagen de un hombre vestido con traje gris y corbata. A lado el logotipo de Hospital Angeles en color blanco con un fondo azul

Hospital Angeles Health System Hospital Angeles Health System Hospital Angeles Health System

0
1.4K
Bronquitis crónica: síntomas y causas

Bronquitis crónica: síntomas y causas

1684282067.png
Hospital Angeles Health System
hace 5 meses
Encefalitis: causas y efectos

Encefalitis: causas y efectos

1684282067.png
Hospital Angeles Health System
hace 3 meses
Lo que debes saber sobre el cáncer de mama

Lo que debes saber sobre el cáncer de mama

1684282067.png
Hospital Angeles Health System
hace 6 meses
Tiña: ¿Cómo se trata? ¿Qué hacer?

Tiña: ¿Cómo se trata? ¿Qué hacer?

1684282067.png
Hospital Angeles Health System
hace 9 meses
Principales síntomas de apendicitis

Principales síntomas de apendicitis

1684282067.png
Hospital Angeles Health System
hace 1 semana